Enero 15, 2017

              Han transcurrido cien años desde que alguien tuvo la visión de iniciar una obra evangelística en Vega Alta dando paso a la formación de nuestra iglesia,  la Primera Iglesia Cristiana (Discípulos de Cristo) en Vega Alta.

 

Miles de vidas han pasado por aquí recibiendo Palabra, enseñanza, sanidad, restauración y ayuda social de todo tipo.  Muchos permanecieron y hoy están representados por sus descendientes.  Otros perseveran en otras iglesias de Puerto Rico y Estados Unidos.  Aquellos que no se congregan ni sirven al Señor recibieron la semilla divina de la Palabra, la cual tiene que haberles ayudado en momentos claves de su vida, y no descarto que en su tiempo, dé frutos.

 

Otros muchos, miles también, nos ven o escuchan a través de los medios de comunicación: radio, televisión e internet.  Todos unidos bajo la bendición de un solo Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo que nos ministra con su Palabra y poder.

 

Estoy segura que esta iglesia ha dado muchos y buenos frutos durante estos cien años, de los cuales es mi honor haber sido la pastora durante estos últimos treinta y cuatro años.

 

La iglesia y todos sus ministerios, como comunidad de fe y esperanza, la academia como centro educativo y formativo, y COASI como brazo social han sido responsables de, obrando bajo la dirección del Espíritu Santo, alcanzar a Vega Alta, Puerto Rico y el mundo para Cristo.

 

En este centenario celebramos la fidelidad de Dios sobre aquellos que le buscan, le creen y le sirven.  Como dice nuestro lema, son: “Cien años de fe, proclamación y servicio.”

 

¡A Dios sea la Gloria!

Rvda. Marta Ramírez - Pastor Rector

Rvda. Marta Ramírez – Pastor Rector